Si estás interesado en conocer la actividad de los desguaces de coches en Alicante, seguramente querrás saber cuáles son las piezas que más se averían si conduces con bajas revoluciones. Por ello, en el presente artículo vamos a detallarlas.

En primer lugar, debemos conocer a la perfección el funcionamiento de nuestro coche y hasta qué potencia puede llegar, ya que los motores de gasolina atmosférica suelen contar con poca potencia si utilizas bajas revoluciones, excepto si contamos con un 5.0 V8.

Si tienes un coche de gasolina, cuyos componentes puedes encontrar sin problemas en los desguaces de coches en Alicante, debes de saber que puedes conducir en primera o segunda por debajo de 2000 revoluciones por minuto, pero no debes de exigir un gran rendimiento al motor, es decir, que quizás tengas que bajar de marcha si el coche deja de reaccionar.

Por el contrario, los motores diésel son más cómodos para circular si deseas tener unas 1500 o 2000 rpm.

Los componentes que más sufren son, sin duda, las bielas, los pistones, los cilindros o las cajas de cambio, ya que son piezas que realizan un sobreesfuerzo cuando se conduce con bajas revoluciones, lo que lleva a un desgaste total de estas piezas.

Cuando al pisar el acelerador el coche no reacciona, es un síntoma de que el motor no se encuentra en un estado óptimo, por lo que debemos de reducir una marcha.

Sin lugar a dudas, conducir siempre a bajas revoluciones es una costumbre muy frecuente, ya que antiguamente no existía la seguridad de los fabricantes, por lo que no se sabía cuales eran las revoluciones óptimas. Pero hoy en día los ingenieros que se encargan de desarrollar los vehículos ponen una franja de seguridad de color rojo en el velocímetro para advertirte de las revoluciones peligrosas.

En Autodesguace Tavira podemos ayudarte si necesitas cualquier recambio para tu vehículo.